10 de Diciembre, 2017

    Nuestros Blogys





















    Buscar artículos


    Archivo





Alquiler en España: una tendencia en alza

Traduce palabras, textos y/o documentos gratis


Conseguir una vivienda es sinónimo de independencia. Independizarse es un paso importante en nuestra vida, y con este paso empiezan los interrogantes sobre nuestro futuro: ¿qué es mejor, una casa o un piso? ¿Alquilar o comprar? ¿Solo o acompañado? Todas estas preguntas las iremos resolviendo a lo largo de nuestra vida, pero siempre es bueno sopesar las ventajas y los inconvenientes.


Factores a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda

La disyuntiva histórica entre alquiler o compra se ha roto. ¿La culpable? La crisis económica. Los bancos todavía tienen dificultades para conceder crédito a los jóvenes. Y, por otra parte, la mentalidad española ha ido evolucionando: seguimos siendo un país de propietarios, pero cada vez más gente opta por vivir de alquiler.



En un momento de incertidumbre económica, el alquiler está a la orden del día. La crisis ha cambiado nuestra forma de vida: trabajos poco estables y la falta de financiación ha hecho que cada vez más jóvenes opten por buscar un piso para vivir de alquiler.


También se ha roto con el mito de que el alquiler es tirar el dinero: para los propietarios supone una fuente de ingresos adicional. La llegada de la “generación Erasmus”, jóvenes que han vivido en el extranjero y han vivido de alquiler, han roto con ese dogma y han ido introduciendo esta forma de vida en nuestra sociedad.


España ha pasado de ser un país de propietarios a un país de alquileres. El cambio de mentalidad, la mayor movilidad geográfica y, sobre todo, la dificultad de acceso de los jóvenes a su primera vivienda por el precio ha propiciado un aumento en el número de alquileres.


Cambiar de casa, empezar una nueva vida

Adquirir una nueva vivienda, ya sea comprándola o alquilándola, es la decisión económica más importante de nuestras vidas. Hay una serie de ventajas o inconvenientes a la hora de comprar o del alquilar, todo depende de cómo se mire.


Comprar una casa supone incurrir en determinados costes fijos que sólo son rentables con el paso de los años. El precio de la vivienda ha bajado casi un 35 % desde la el boom de la burbuja inmobiliaria. Este sería uno de los principales incentivos a la hora de comprar.


Los expertos consideran que comprar una casa es una buena inversión: incentiva el ahorro y al cabo de unos años tendrá un inmueble que vale dinero. Sin embargo, toda inversión supone una serie de gastos: Seguros de hogar, impuestos, mantenimiento y gastos de comunidad.


Alquilarla, por el contrario, permite al inquilino tener más flexibilidad al no tener una hipoteca o pagar la comunidad o el agua. Uno de los grandes inconvenientes para el propietario puede ser el inquilino: unos se preocupan por que la vivienda esté en las mejores condiciones, pero otros no corren con esos gastos. Sin embargo, si el inquilino tiene cierto civismo y respeto por lo ajeno; se crea una relación simbiótica donde ambas partes salen beneficiadas: para el inquilino es una forma de encontrar una vivienda a un cómodo precio sin demasiadas ataduras y para el propietario es una forma de tener unos ingresos fijos.


El futuro no está escrito

La transformación de la sociedad ha cambiado nuestra forma de ver el mundo: a pesar de que la vivienda en propiedad sigue teniendo mucho peso, el alquiler ha ido abriéndose paso y propagándose.


¿Dejaremos de ser un país de propietarios? El tiempo lo dirá.



Publicado en Novedades por Javier Colomina

Tags:  alquiler
10 de Diciembre, 2017


Enviar a:
Menéame
Digg
Gennio
Technorati
Fresqui
Yahoo




Redimensionar imágenes online
Traduce palabras, textos y/o documentos gratis

Contactar con nosotros  |  Sobre nosotros  |  Feeds  |  Recibir boletín  |  Política de privacidad  |  Aviso legal


  Blogs

© 2007 - 2017 Blogys
Un mundo de Blogs